Historia de Rangers de Talca

• Logros Trascendentales y actualidad deportiva

Corría 1902, o sea el inicio de un siglo que arrastraría muchos cambios y con ellos el deseo de trascender en la sociedad.
Así un grupo de jóvenes decidió dar una paso adelante, y formar una gran institucción: el Club de Deportes Rangers.

Cumpliendo el sueño el sueño de encontrar un alero propio para desarrollar su amor por el emergente "deporte rey".

De esa manera, aquel histórico 2 de noviembre, quedó registrado como el día de fundación de la entidad piducana. A base de esfuerzo y tesón, jóvenes como José Maria Bravo, quien sería su primer presidente, Jorge Donoso Espejo, Guillermo Donoso, Rubén Guzmán, Luis Soto, Arsenio Poblete, Luis Greenstreet, Alfredo Díaz, Vicente Rojas y Alejadro Ramsay lograron cimentar las bases de la institución.

• Nombre y Colores

Fue ocurrencia de Juan Greenstreet (1), un inglés que había llegado hacía algunos años a Chile, y padre de uno de los fundadores, quien decidió llamar al club con el nombre de Rangers. Su significado es el de vigilantes o defensores. En lo que respecta a los colores de la indumentaria, ésta obedeció a la bonita combinación que se hacía con ambos colores, sin embargo existen diversas teorías acerca de los orígenes de los colores rojo y negro, entre ellas se puede mencionar la similitud de los colores con el cuadro ingles de Rangers, cosa que con el tiempo fue descartada ya que estos últimos ocupaban el azul y el blanco; Otra tiene que ver que cuando se solicito la confección de la indumentaria la señora a cargo sólo tenía telas rojas y negras para hacer los uniformes; La siguiente tiene que ver con que algunos de los primeros jugadores pertenecían a la Segunda Compañia de Bomberos de Talca, cuyos colores en su escudo eran el rojo y el negro; Por último, se dice también que el poncho clásico de la zona lleva esos colores, lo que calza con la idea de homenajear al hombre chileno, pese a llevar un nombre extranjero.

Aparte de jugar contra el 18 de Septiembre, lo rojinegros tenían rivales como Tricolor F.C. y Preparatoria F.C. Luego, en 1903 nacieron otras instituciones: Almirante Barroso, Talca F.C., O´higgins, Colón, Chile y Thunder Victoria. Los cotejos se desarrollaban preferentemente en terrenos que eran improvisados como canchas. Es que el fútbol recién comenzaba a tomar vuelo. Los recintos que se ocupaban eran el Regimiento Valdivia, Baños Públicos o el Hipódromo.

• Primera Vuelta

A tres años de su fundación, el club de Deportes Rangers obtuvo el título de Campeón de Talca. Entre otros, actuaron en ese equipo los siguientes jugadores: Oreste Negri, Victoriano Reyes, Jorge Donoso Espejo, Guillermo Donoso Espejo, Justo Villlar, Luis Greentret y Manuel Donoso Gana.

• Otros destacados

Siempre en el concierto amateur, hubo otros jugadores que orgullosos lucieron la casaquilla rojinegra: Manuel Donoso Espejo, Roberto Donoso Espejo, Armando Concha, Héctor Concha, Oscar Drago, Ernesto Silva, Julio Maturana, Luis Riquelme, Juan Barberis, Carlos Barberis, Alberto Giraud, Marcelo Molina, Juan Yori, Leoncio retamal, Luis briceño, Juan Bertoni, Armando Pozo, Germán Anguita y Francisco Vera, entre otros.

• Antesala del Profesionalismo

Pasaban los años y Rangers crecia aceleradamente, el entusiamo y respaldo hacía la gestión de los rojimnegros cada vez más auspiciosa por la afición talquina. Producto de lo anterior, y a consideraciones deportivas, en 1949 los piducanos fueron invitados por la Federación de fútbol de Chile a participar en la División de Honor Amateur, Divha.

Los talquinos que, en ese entonces, eran presididos, por Hernán Correa Labra habían conquistado en 1948 el título de campeones en la Asociación de Fútbol Talca, y estaban ansiosos de seguir escalando, por eso, no dudaron en dar el importante paso.

Asi, el año 1949, Rangers participa en el torneo y ocupa la sexta posición entre once equipos. Junto a los piducanos, estuvieron equipos Ferroviarios de Santiago, (que resultó campeón), Maestranza Central, Santiago Central, Santiago National, Walter Muller, América de Rancagua, Trasandino de los Andes, San Luis de Quillota, Administrción Puerto de Valparaiso e Israelita Maccabí.

Los jugadores que participaron en esa importante instancia, fueron Belisario Amigo Guerrero, Miguel Pino, Hugo Badilla, Martiniano Concha, Sergio Sagredo, , José Mandiola, Hugo Iturriaga, Hernán Ciudad, Miguel Gaete, Carlos Cornejo, Carlos León, Oscar Rivera entre otros.

Un año más tarde, mejoró la actuación de los piducanos en el trascendental torneo deportivo. Su ubicación en la tabla le otorgó el tercer puesto, lo que revestía indudablemente un significativo avance, ya que comenzaba a entreverarse dentro del selecto grupo de protagonistas. Con tan buena actuación, Rangers cerraba su corta participación en la Divha, ya que daba otro salto en su carrera por seguir escalando en el concierto nacional.

• Por Fin, de Pantalones Largos
Sus ansias de superación, le sirvieron para integrarse a la serie se Ascenso. Producto de una buena campaña gana junto a Palestino el derecho a integrar la División de Honor, dependiente de la Asociación Central de Fútbol, integrandose en el año 1953.

Entre los futbolistas que conformaron el equipo que dio tan histórico paso, destacan los siguientes: Joaquin Valenzuela, Luis Morales, Miguel Pino, Hugo Badilla, Rolando Moya, Carlos Spill, Rolando moya, Carlos Sepúlveda León, Hugo Iturriaga, Andrés Catalán, Arnoldo Romero, Miguel Gaete, Oscar Rivera, Orlando Romero, Joaquin Pinto, Eduardo Prieto, Juan Pilonitis, Francisco Novoa, Héctor Avilés, Carlos Rojas, Nelson Gaete, Oscar García y Germán Aliste. El cuadro fue dirigido por Oscar Andrade Reveco.

Dentro de sus primeras actuaciones en el torneo más importante del país, destaca el tercer lugar obtenido en la temporada correpondiente al del año 1953.

Con la llegada de la década de los 60` los piducanos iniciaban su epoca de mayor jolgorio, eran los tiempos del buen fútbol y ese aguerrido cariño a la enseña rojinegra... eran otros tiempos cuando el dinero no se hacía prevalecer por sobre los sentimientos de adhesión a la actividad y a las instituciones...

Fue en la temporada 1964-1965 cuando Rangers obtuvo un meritorio tercer lugar. Según uno de sus integrantes, José "Pato" Lagos "era un equipo que se daba a respetar y junto al público hacíamos un todo que convertía a Talca en un recinto inexpugnable."

El propio ex- futbolista rojinegro detalla como se armaba el cuadro que era dirigido por el recordado Adolfo Rodríguez. "Jugaba en el arco Mario Pulgar, la linea de centrales estaba conformada por Juan Martínez y el gran Iván "Pocholo" Azócar, por la banda derecha de la defensa actuaba Guillermo Parada y por el otro lado, Nemesio "Ligua" Romero, la linea media estaba conformada por Osvldo Rojas y Juan Cortés, él era simplemtene espectacular, si era completo, técnica, velocidad, remate etc, fue el mejor jugador que he visto, sin exagerar para mi, primero está el gran Pelé y luego Juan Cortés -agrega emocionado el actual técnico de las series infantiles de Rangers-. Cerraba el medicampo Elvio Porcel de Peralta que era un jugador que entregaba espectáculo, y arriba eramos de temer, con Juan Soto que hacía goles de cualquier manera, Héctor Scandolli que fue el goleador del torneo y yo, que aporté con lo mio, finaliza el hombre que ha sido señalado como el mejor puntero izquierdo de la historia de Rangers."

Como todo lo bueno se agota, al finalizar la temporada 1968 hubo una completa renovación de la plantilla rojinegra. Algunos jugadores ya habían cumplido su ciclo en la institución.

• Con "B" de buenos
Como en todo orden de cosas, los cambios buscan mejorar las condiciones, y Rangers acertó plenamente en su renovación de jugadores. Desde la presidencia de la institución Javier Fernández, en la banca Oscar Andrade, en el campo de juego un selecto grupo de jugadores y en las gradas una incondicional hinchada, Rangers obtuvo un histórico Vicecampeonato de Primera División, escoltando a la Universidad de de Chile.

Junto con lograr aquella preciada ubicación en el torneo nacional, la institución piducana obtuvo la responsabilidad de participar un año más tarde en Copa Libertadores de América .

Benitez, Bejcek, Briones, Barreto, Barría y Begorre eran sólo algunos apellidos que estaban en boca de los hinchas que se aglomeraban en el Fiscal talquino para admirar a quienes eran ídolos de verdad, quienes en la calle se ganaban el cariño y reconocimiento de una agradecida ciudadanía talquina que apreciaba el profesionalismo y entrega de aquellos imborrables futbolistas. Fueron esas razones para que el argentino Rodolfo Begorre se quedará hasta estos dias en la ciudad. Recuerda con mucha nostalgia lo que se vivía en esos años "era un equipo totalmente identificado con la gente, nosotros nos jugabamos toda la opción, y gracias a que éramos buenos, y profesionales al cien por ciento logramos cosas tan importantes".

Un lugar importante en la memoria de este argentino fue aquel triunfo ante Universidad de Chile en Santiago"le ganamos a un gran equipo, fue memorable porque jugamos tan bien, que pudimos dejar en claro que Rangers podía jugar contra cualquiera, si ellos al final fueron los campeones y nosotros les ganamos muy merecidamente..." recuerda lleno de orgullo y satisfacción.

El equipo piducano alineaba con Carrizo en el pórtico (considerado uno de los mejores arqueros que han pasado por el club), Rojas y Velasco por las bandas laterales, en la zaga central, "Pocholo" Azocar y Lastra, en el mediocampo Díaz por el sector derecho y "Chanchita" Briones por el callejón izquierdo. Cerca del arco rival el trabajo estaba a cargo de Barría, Bejcek, Begorre y Barreto, de los cuales, destacaban estos dos últimos con su habilidad en el juego aéreo.
Las principales virtudes de ese equipo, era su espíritu combativo, humildad y gran cohesión dentro del campo de juego que era ayudado con algunas figuras en su columna vertebral.
La deslumbrante campaña de ese cuadro comenzó con la clasificación en el segundo puesto en el torneo Torneo Provincial.

Luego debieron intervenir en la Liguilla Final. En esa decisiva instancia ganaron a: Green Cross (3-1), Colo-Colo (2-1) y a Wanderers (2-1), empataron frente a Unión Española y cayeron ante Universidad de Chile, que a la postre se quedaría con el titulo de campeón.

Las estadísticas finales de aquella gloriosa campaña registra lo siguiente : 17 triunfos, 14 empates y 10 derrotas. La receta de Oscar Andrade era hacerse valer a como diera lugar en casa, y obtener el máximo de puntos en condición de forastero. La actitud ganadora y un definido padrón de juego fueron las principales virtudes del estratego.

• La Experiencia Copera

Si bien es cierto la campaña del equipo fue mala, la satisfacción que se rescata, es justamente el haber participado en un torneo de tal envergadura. Entre las razones que podrían aducirse a la baja presentación, podría señalarse la juventud e inexperiencia en el terreno internacional. Además, por razones económicas Rangers tuvo que ceder su condición de local actuando algunos partidos del torneo como anfitrión en Santiago.

Los rivales a los que le correpondió enfrentar fueron: Universidad de Chile; los paraguayos Olimpia y Guaraní ; y América y Deportivo Cali de Colombia.

Fuera de Chile, Rangers debió resignarse a perder ante Guaraní (2-0), Olimpia (5-1), América de Cali (1-0) y Deportivo Cali (3-2).

En nuestro territorio cayeron ante la "U" por (2-1) y (7-1), frente a Deportivo Cali (2-0) y con Guaraní (1-0). Sólo en la penúltima presentación pudieron abrazarse al ganar al América de Cali (2-0) . Su última actuación en el torneo sub-continental, fue un vibrante empate (4-4) ante Olimpia.

En resumen, de un total de diez partidos se ganó uno, empató uno y perdió ocho. Se anotaron 11once goles y recibieron 17 en su valla. Tres puntos que le valieron ocupar la última posición en el Grupo III.

• Pronunciados Vaivenes
Avanzaban los años y los vaivenes propios de una década que supo de alegrias y sinsabores para el pueblo, significó para los rojinegros su caída al fútbol de ascenso. Pero aunque hubo que esperar, la alegria por fin llegó... Bastaba que el recordado Selim Chat se hiciera cargo de la institución para que los talquinos recobrarán su orgullosa tradición y escoltando al equipo de Coquimbo Unido, que sólo al final logró arrebatar el liderzago a los piducanos se regresara al fútbol grande.

En la banca estaba Jorge "Mosco" Venegas, quien tuvo la sapiencia de conformar un equipo convencido de lograr el ansiado retorno a la división de honor. Entre otros, brillaban con luces propias el paraguayo Gabino Román, Gustavo Viveros, Humberto Martínez, Eloy Vidal, Nestor Pedroza y el gran Petinelli, en tanto, que daba sus primeros pasos en el profesionalismo Juan Carlos Hernández quien realizó una buena temporada.

Justamente, el popular y querido "Pera" Hernández destaca lo realizado por los rojinegros en aquella temporada: "fue un buen año tanto en lo personal como en lo colectivo, adquirí muy buenos concejos de jugadores como Román y, por supuesto, sentí el apoyo de Selim Chat, que era un gran dirigente, identificado con la ciudad y con los hinchas".

Llegando la década de los 80´, Rangers tuvo una destacada participación en el Torneo Copa "Polla Gol", al obtener el vicecampeonato.

Como consecuencia de altibajos en su trayectoria deportiva, la institución se encontró en 1981 luchando un cupo para disputar la liguilla en busca de retornar al fútbol de Honor. Pero la ayuda Divina le brindaba una mano, ya que Deportes Aviación decidió abandonar el profesionalismo y los rojinegros, que se preparaban para hacerse partícipes del minitorneo para buscar el regreso al fútbol grande, se encontraron en Primera División ante la dimisión de los aviadores.

En el regreso la campaña fue negativa, y como consecuencia de aquello, nuevamente los piducanos tenían que participar en el fútbol de Ascenso. Pero otra vez, el destino le tenía preparada una grata sorpresa a los talquinos.
Rolando Molina que era presidente de la entonces, Asociación Central de Fútbol, decidió -por Decreto especial- dejar a Rangers en Primera División, en honor a la buena plaza que constuia la ciudad. Aquello, sin duda que era un regalo para los incondicionales hinchas talquinos que históricamente han apoyado al club de sus amores.

En otro sentido esta década entregó buenos valores a Rangers, surgieron de su cantera jugadores como Juan Covarrubias, Hugo Rubio y Cristian Montecinos, quienes se constituyeron en grandes figuras del balompié criollo. El último de éstos, se encuentra en Colo-Colo, en tanto que los otros ya están retirados de la actividad.


• Renaciendo Como El Ave Fénix

Felizmente, la "gracia" de permanecer en el fútbol grande fue fue apreciada. La dirigencia encabezada por Javier Fernández trabajó afanósamente en hacer las cosas de la mejor manera. Junto a él, trabajaron entre otros, César Aldana, Antonio Peredo, Sergio Meza, Gustavo Poblete, Jorge Monasterio, Oscar Guzmán, Alejandro Parot, Fernando Pinochet, Selim Chat, Gastón Donoso, Ricardo Cruz, Enrique Quiroz, Jorge Rios, Jorge Imas, Hugo Muñoz, Dionisio Lepe, Jorge Román y Raúl Rosas.

La prioridad fue contratar un técnico que otorgara confianza. Se optó por Orlando Aravena, hombre de origen talquino que conformó un equipo con jugadores "Picados", es decir que venían de hacer campañas en descenso y que buscaban una revancha en el fútbol. A ellos, se sumaron algunos jugadores que provenían del plantel anterior, preferentemente de casa.

La nómina de jugadores que tuvo el cuadro rojinegro estuvo conformada por los siguientes jugadores: arqueros Antonio Muñoz y Teodoro Gantz; defensas Juan Ubilla, Santiago Oñate, Juan Carlos Hernández, Mario Cerendero, Atilio Herrera, Lindolfo Sepúlveda y Jorge Salazar; medioampistas Hugo Solis, José Luis Prieto, Pablo Prieto y José Acevedo; delanteros: Nelson Soto, Victor Estay, Eduardo Fabres, Mario Espinoza, Luis González, Rubens Nicola.

Aunque no era un plantel rico en cantidad, si lo era en calidad. Desde el inicio en el Torneo de Apertura los jugadores demostraron su identificación con la camiseta rojinegra. A fuerza de garra y buen corte técnico se constituyeron en el equipo más recordado de las últimas dos décadas. Aún se permanecen en la memoria los triunfos ante Colo-Colo en Santiago y en Talca; aquella goleada otoñal por cinco goles a dos sobre el "cacique" dejó en claro que el equipo talquino estaba para entregar alegrias a la hinchada.

El invicto por espacio de dos años que ostentaba el cuadro de Naval en Talcahuano no fue impedimento para otra victoria significativa de los muchachos del "Cabezón" Aravena. Asimismo, las victorias conseguidas ante las universidades hacian que Rangers y Talca fuesen mirados con respeto y admiración por el resto del país.

Era un equipo que se esmeraba por el resultado y por el espectáculo. Aún permanecen en la retina de muchos, las soberbias atajadas de Antono Muñoz, los avances por la banda derecha del lateral Santiago Oñate, la solidez defensiva que otorgaba la dupla conformada por el "Tigre" Herrera y el "Pera" Hernández, el notable trabajo en campo propio y rival de "Juanito" Ubilla, la bravura, técnica y lanzamiento de media distancia del "Cabezón" Solis, el toque mágico del "Coto" Acevedo, la técnica , entrega y guapeza del hijo prodigo Pablo Prieto, los desbordes de "Lucho" González , el oportunismo del "Barbudo" Rubens Nicola, las efectivas apariciones de "Matute" Fabres, los goles del "Negro" Estay y la exqusita técnica y potente disparo de Mario Espinoza.

En definitiva, era un cuadro que deleitaba a quienes lo vieron actuar, era caracteristico que en todos los partidos tuviesen el repaldo de la hinchada, por más lejana que fuese la ciudad en que jugaban, ahí estaba alguien flameando la querida bandera rojinegra. Es que ellos no hicieron reir... comentaba un hincha, hace pocos dias, tal vez tratando de encontrar en el recuerdo el consuelo por el mal momento deportivo que se vive.

"Era un equipo guapo, que luchaba cada pelota como si fuese una final, y tenía un gran cariño con la gente, fue algo muy bonito que se vivió ese año" recordó Pablo Prieto capitán y simbolo de los piducanos. Para Luis González, lo vivido en esa temporada fue realmente trascendental: "fue la temporada más bonita que viví en el fútbol profesional , ya que tuve la suerte de hacer un buen año, que me significó emigrar a Cobreloa, y lo más importante fue el cariño que nos entregó esa linda ciudad, que nunca olvidaré. Lo vivido en Talca, fue simplemente inolvidable" señaló finalmente el destacado ex jugador.

La temporada del año 1983 culminó, y con mucho dolor la hinchada era y testigo de la desmantelación del plantel. Aconteció que la buena actuación de los rojinegros, tentó a los clubes grandes para llevarse algunas figuras sobresalientes: entre otros que dejaron el club fueron el técnico Orlando Aravena, que llegó a Unión Española, Luis González a Cobreloa, Rubens Nicola a Colo- Colo y Pablo Prieto a Universidad de Chile.

Un año más tarde, a pesar que habían emigrado jugadores destacados, quedó una base defensiva que permitió estructurar un plantel que, si bien es cierto, no logró hacer una campaña como la presupuestada cumplió el objetivo máximo de mantener al equipo en Primera División.

En 1985, hubo un nuevo despertar, y esa misma base, más algunas contrataciones, y la vuelta de Pablo Prieto hicieron que los piducanos realizaran una exitosa campaña. Dirigía el equipo Antonio Vargas, ganaron el primer tramo del torneo y clasificaron a la liguilla de Copa Libertadores.

Cumplido ese objetivo, Vargas tuvo la opción de ir a Huahipato y marchó. Se le entregó la posibilidad de conducir desde la banca al técnico Arturo Emilio Rodenak, y se llegó a la instancia final de buena manera.

En el minitorneo se le ganó a Everton y Unión Española. Mientras a los ruleteros se les derrotó en Sauzalito, a los hispanos se les ganó en el Fiscal talquino. Luego había que definir ante Universidad Católica para esperar rival entre Cobresal y Cobreloa, y ahí esperar al ganador de la liguilla, que finalmente participaría en el torneo subcontinental.

El partido ante los cruzados se desarrolló en el Estadio Nacional en Santiago, y los rojinegros cayeron por la cuenta de 2 a 1. Fue un partido realmente espectacular, con situaciones de riesgo en ambos pórticos. Las dos últimas se produjeron en el arco de los capitalinos, pero el travesaño y la tardía llegada de un delantero a recepcionar un centro privaron que el resultado fuese otro.

Ese plantel, que llegó a una instancia tan trascendental, y por lógica consecuencia tantas alegrias brindó a los hinchas aún se recuerda, por cuanto es lo más destacado que ha cumplido Rangers en las últimas dos décadas en el el fútbol de la Primera División.

Junto a la línea defensiva que actuaba desde 1983, entre otros, destacaban: Pablo Prieto, Eleodoro Cornejo, Luis Alberto "Fiera", Héctor Ortíz y el arquero Miguel Angel Leyes.

• Primer Título

La otra campaña destacada de los rojinegros en la década de los años 80´ fue lacumplida en 1988 cuando se le entregó a Hugo Solis, que hacía sus primeras armas como entrenador, la responsabilidad de conformar un plantel que devolviese a la ciudad el orgullo de estar en Primera División. Así el "Cabezón" estructuró un equipo guerrillero que se hizo respetar tanto dentro, como fuera de casa. La disciplina que les imponía Solis hacía que los jugadores acataran al cien por ciento sus instrucciones. Aquello, sumado a la experiencia y capacidad de sus jugadores sirvió para que los piducanos lograran el ansiado titulo de campeones, fue la primera vuelta olimpica que daba Rangers en su historia en el profesionalismo.

La alegria que brotaba en aquel verano de 1989, cuando finalizaba la temporada correpondiente al año anterior, fue espectacular.

El título de campeón hubo que definirlo ante Unión San Felipe, que también había ascendido. El partido de ida se jugó en el "Valle del Aconcagua" y significó un categórico triunfo de 4 gles a 2 en favor de los dueños de casa. En la revancha los piducanos hicieron lo propio y les bastó un triunfo de dos goles a cero para quedarse con la corona.

La diferencia de goles a su favor ( los tantos de visitante valían por dos en caso de definir por goles), fue determinante para que Talca orgullosamente viera en su principal embajador deportivo un contundente campeón.

Una de las alineaciones más recurridas de ese equipo era con Ricardo Biondi; Marco Rojas, Lindolfo Sepúlveda, Jaime Matamala y Roberto Rosales; Gabriel Jeria, Ricardo Moya, Germán Pino y Pablo Prieto; James Greig y Hermes Navarro.

• Segunda Vuelta Olímpica

El inicio de la década de los 90 nuevamente sorprendia a la institución en el fútbol de ascenso. Es más, deportivamente, el momento más complicado se vivió el año 1992 cuando se estuvo a pocos minutos de retornar al fútbol amateur.

Para salir de la incómoda posición, la directiva que encabezaba Roberto Becerra Molina, se inclinó por el hombre que a la postre le ha entregado las mayores satisfacciones a Rangers en el Ascenso; Hugo Solis Palacios. El "Cabezón", acostumbrado a los desafios y revanchas, aceptó el reto y se dio a la tarea de recobrar en la gente de Talca la identificación con él y su equipo. Sin duda, consiguió el objetivo y a cuesta de trabajo, sacrificio y ,por su puesto mucha mística entregó la segunda satisfacción a la institución : el titulo de Campeón de 1993.
A mediados de temporada, la presidencia fue ocupada por Fernando Jiménez Espinoza luego de la inesperada renuncia de Roberto Becerra Molina por motivos personales. La gestión de Jiménez se prolongó desde el mes de septiembre hasta inicios del 94. Uno de sus mayores méritos fue en el plano económico, desarrollando un proyecto que sirvió para financiar al club durante su estadía en el cargo. Con la salida del pudiente Becerra, la situación no era la misma, por lo tanto su esmero se debió en gran parte a solventar en gran parte los gastos generados por una institución que buscaba el regreso al fútbol de honor. Además, en su breve gestión logró fichar una gran cantidad de socios, acercando aún más a Rangers con la ciudadanía.

En la primera parte del torneo destacaba el argentino Rubén Dundo, que por motivos extrafutbolísticos debió abandonar el club.

Entre otros, habitualmente alineaban: Ricardo Biondi; Roberto Rosales,Patricio Contreras, Cristian Jélvez y Pedro Rubio; Jorge Peralta, Ricardo Moya, Marcelo Figueroa y Oscar Arriaza; Félix Silva y Dario Orsuza. También actuaba Bruno Cepeda, entre otros.

La historia del "subir y bajar", se constituiría en la tónica que se arrastra hasta el fin del milenio en la tienda rojinegra.

En 1996 el cargo de presidente fue ocupado por José Abdalah Sárate, quien trajo junto a su directorio al técnico Raúl Toro. A pesar de cumplir una espectacular campaña en el Torneo "Copa Chile" obteniendo el vicecampenato al disputar frente a Colo-Colo la final, (1-1en Talca) y (0-1en Santiago) la hinchada quería resultados en el Torneo Oficial, el que entregaba los pasajes para subir a Primera División, campeonato en el cual no se logró realizar una campaña trascendente.

Los jugadores más destacados de aquel plantel fueron el arquero José Yates; los defensas Rodrigo Castro, Mario Garrido, Elías Quijada, Osvaldo Villegas y Amilcar Balercia; los mediocampistas Ricardo Díaz, Eladio Rojas, Manuel Andrade y Mario Lagos y los delanteros Pascual de Gregorio y Alejandro Chilindrón.
A pesar, que no se alcanzó la posibilidad de acceder, a lo menos a una liguilla de promoción, la destacada actuación de algunos jugadores les valió emigrar del club ante ofrecimientos de otras nstituciones. Fueron los casos de José Yates a Colo-Colo, Mario Lagos a Deportes Concepción, Alejandro Chilindrón a Deportes Temuco y Elías Quijada a Deportes Arica.

• Tercer Título
En un torneo que significaba jugar tan sólo quince fechas, es decir lo que habitualmente es una rueda, Rangers logró obtener el título de campeón de Segunda División, y, por consecuencia el ansiado retorno al fúbol grande.
Luego de las quince fechas, hubo que definir con Everton. El primer encuentro se jugó en Viña del Mar y resultó un empate con el marcador en blanco. La revancha se llevó a cabo en el Fiscal talquino y el triunfo categórico de cuatro goles a dos significó el titulo para los piducanos.

Entre otros jugadores, actuaron en ese plantel: el arquero Erwin Concha; los defensas Osvaldo Muñoz, Nelson Correa, Javier Cáceres, Amilcar Balercia, Mario Garrido, Marcelo Donoso y Rodrigo Castro, los mediocampistas Carlos Garrido, Ricardo Díaz, Javier Alonso, Manuel Andrade, Eladio Rojas y Eduardo Pinto y los delanteros Ramón Castillo y Pascual de Gregorio.

Aunque Rangers había subido en el torneo de Apertura, las bases establecian que debía participar por el resto de la temporada en la división del ascenso, sin mayor motivación deportiva, lo que produjo un significativo bajón y relajo en el accionar del equipo.

Sobre el momento deportivo que vivió la institucion en los años recientes, necesariamente tenemos que mirar hacia atrás para encontrar una explicación. Para muchos, la más atendible, de las tantas que se dan, es la de haber continuado con un técnico (Raúl Toro) que demostró capacidad en el fútbol de ascenso. Pero, como ya era sabido, en Primera División la situación es diferente, al menos así lo indica la experiencia de los rojinegros. Similar situación pasó con algunos jugadores.


• Siglo XXI
El actual escenario en que se encuentra nuestra intitución nos hace meditar en lo que viene. El año 2000 como sublíder del torneo oficial, a un punto de Unión San Felipe, quien también alcanzó la división de honor, Rangers retornó al lugar de privilegio. Es cierto, como dicen los hinchas en las opiniones enviadas a nuestra página, Talca merece un equipo en la alta competencia, pero debemos fortalecer a la institución para que la estadía no sea tan breve y carente de solidez.

Y así se ve. Con Oscar Del Solar como jefe técnico de Rangers, se logró el vicecampeonato en el año 2002 (Apertura), que bien pudo ser el gran batatazo del fútbol chileno en años, dejó en alto el nombre de Rangers.

A mediados de este mismo año, se perfila un cambio en la testera del club. Acontece aquello y asume Fernando Jiménez Espinoza el mando del club. Eso sí, quedan bastantes directores en cargos similares a lo que ocupaban en la antigua dirigencia, pero se le cambió la cara al equipo, transformándolo en un Club deportivo Social.

Sin embargo, una planificación ordenada y conciente hicieron que en los primeres meses del año 2003, las cosas funcionaran como se esperaba hace tanto tiempo. Pero toda estabilidad necesita la conjugación de diversos factores. Dirigencia, equipo, hinchada y medios de comunicación, forman parte importante en este proceso, lo cual falla en alguna instancia.

Bien o mal, Rangers en estos últimos años ha dejado instalado su nombre en lugares de privilegio, tanto deportiva como institucionalmente, dejando atrás ese mote de ascensorista que tanto ruboriza a algunos, pero que muy ganado se tenía. Ya se olvida aquello con una situación económica estable y regular y una competencia digna en cada uno de los torneos en que hace frente y hará hasta por lo menos el 2005 el equipo de la Región del Maule.

Al fin (al parecer), se ha logrado la tan ansiada consolidación institucional. Ojalá que los años en primera sepan entregar un tesoro de información de cómo mantenerse en esa posición en el fútbol profesional criollo. Todos estamos en esa.

(1) El señor Greenstreet no es el autor del nombre. Este señor, por cierto muy distinguido, consultó el nombre a doña Amalia Neale de Silva, quien era dueña del Fundo San Luis de Maule, en cuya pulpería trabajaba como administrador el señor Greenstreet, la señora Amalia Neale, su padre William Neale Browne, era oriundo de un pueblo inglés llamado Eastborne, vecino a la ciudad de Sussex (sur de Inglaterra) . El club deportivo del pueblo de Eastborne se llama "Rangers Sporting Club" fundado en 1620. De allí la señora Amalia Neale, le recomienda a Greenstreet, que le pongan al club que estaban formando "Rangers de Talca", la primera casa en que funcionó el club fue de propiedad de la señora Amalia Neale.